16 may. 2009

Cómo cobrar en diseño gráfico y web.

Nos encontramos en nuestra oficina o departamento gráfico trabajando en algún proyecto y recibimos la llamada o correo de un potencial cliente solicitándonos la cotización de un sitio web o algún diseño gráfico para alguna línea de productos. Que hacer? cómo cobrarle? que parámetros utilizo para poder obtener ganancias y lo más importante; conseguir al cliente y no dejarlo ir?.
Son muchos parámetros los cuáles tendríamos que considerar, entre los que tenemos; el tiempo que llevaría realizar ese proyecto, la empresa o persona a la que se está haciendo el trabajo, pues es obvio que tenemos que manejar distintos rubros según quien lo solicite; no podemos cobrar a Coca Cola lo mismo que a nuestro vecino o una empresa que recién se está iniciando en el mundo del internet.
Varios entendidos acuerdan en que se debe seguir una secuencia de hechos relevantes para poder cobrar adecuadamente y sin exageraciones para nuestros potenciales clientes y pérdidas en ganancias para los diseñadores. El asunto está en buscar un equilibrio tomando en cuenta algunos aspectos que son expuestos a continuación:
1. Consideración de tiempo y recursos
Uno de los primordiales aspectos a tomar en cuenta, son el tiempo y recursos que vamos a emplear en dicho proyecto. A partir de la fecha en la que el cliente acepte nuestra oferta, tenemos que considerar la extensión del proyecto, y poner atención en lo siguiente: software a utilizar, tratamiento de fotografías, texto a ser publicado en el sitio; en éste último vamos a tener casos en los que el cliente ni siquiera tiene el texto de su empresa en un formato eléctrónico; (word,excel,etc) por lo que se debería también considerar la posibilidad de subir los textos en versión papel a word u otro editor de texto, lo que conlleva a demorar más el trabajo y por consiguiente más tarea y sacrificio para para tí.
En cuánto a recursos; si eres un diseñador freelance por ejempo, considera lo que gastas de tu bolsillo para estar conectado a la red, o si para conseguir alguna actualización tienes que salir a el cybercafe de la esquina para ingresar a internet. Todo eso parecería minúsculo, que más dá unos cuántos centavos, pero ojo! suma esto al mes, luego al año , te darás cuenta que el precio con el cuál tu creías estabas sacando alguna ganancia se te ha ido en buses, si tienes auto; gasolina, etc.
2. No estandarizar los proyectos
Son muchas las respuestas, en cuánto a este tema. Mucho se ha hablado de buscar una forma de estandarizar los costos en cuánto a diseño, pero déjenme decirles nuevamente que no hay una forma o software que nos pueda dar una idea, pues el campo en el que un diseñador se desenvueleve es en la creatividad, y resulta un poco perverso decir que tenemos que ponerle precio a nuestras ideas.
Un producto intangible como lo es el diseño web por ejemplo; no se puede estandarizar, es muy difícil, sobre todo porque manejamos diferentes proyectos; diferentes personas; alianzas estratégicas; cliente esporádicos, clientes familiares; colaboración entre colegas; free lance a agencias de publicidad; proyectos a despachos de diseño; free lance a clientes directos; clientes relativamente fácil de lograr acuerdos; potenciales clientes que desean obtener websites increíbles a precios que nunca podríamos ofertar.
Llegará en algún momento en el que se logre estandarizar las tarifas, mientras tanto tendremos que basarnos en nuestra buena visión para cotizar y hacer casi magia con nuestros números; dispuestos en ocasiones a perder ganancias; otras a a ganar experiencia; o quizá inclusive a conseguir una tendencia que crece día a día; un trueque empresarial.

17 feb. 2009

Libro: THE BIG BOOK OF BROCHURES


Este libro muestra múltiples catálogos que contienen un mensaje claro, un concepto consistente, y destacan entre los demás.

Ofrece un gran número de ideas, páginas llenas de inspiración y consejo para profesionales del diseño gráfico y estudiantes que han de crear catálogos para sus clientes; una fuente de ideas, variedad de estilos y recomendaciones para escoger...


Foto ganadora del World Press Photo 08



Se trata de una fotografía de Anthony Suau, en B/N.
La imagen refleja la crisis económica en EE.UU.. El 26 de marzo de 2008, un agente de policía debe garantizar la seguridad de un desahucio en Cleveland, Ohio.

Y tu? Cuanto cobras?

Articulo

Se trata de un artículo de Josh (Diseñador Gráfico y Freelance) publicado en tutorialaday en el 2007, en el que nos explica una forma de quizás poder hacer un presupuesto o establecer un precio efectivo por nuestro trabajo.

4 pasos a la tasación eficaz del diseño del Web

1. Determinación del salario por hora.

Esta es la parte más importante de desarrollar para hacer un guía de presupuesto o tasación por servicio. La fórmula puede ser algo similar a esto:

(Costos + Salario)/Horas trabajadas al año = Precio por hora

Usando esta fórmula, si nosotros queremos ganar 60.000 euros al año, y gastamos 10.000 Euros al año en hosting, stock fotográfico/vídeos, fuentes, software… y si trabajamos normalmente 40 horas a la semana (2.000 horas al año) cada hora sería (10.000 + 60.000) / 2.000=35 Euros/hrs. Esta será una medida de tasación determinante cuando desarrollemos un presupuesto de proyecto. Personalmente pienso que el precio por hora es bastante razonable.

2. Desarrollar precios base para diversos tipos de proyectos.
Ahora que hemos calculado cual podría ser nuestro salario por hora, tendremos que evaluar ciertas tasaciones. Es recomendable tratar de fijar los valores básicos en los diversos tipos de proyectos que hagamos. Si somos un diseñador básico de web y ofrecemos diseño y codificación, podríamos hacer una lista de los servicios básicos que ofrecemos. Algo similar a esto:
• Diseño del Logo.
• Diseño de website (diseño solamente en formato .psd)
• Diseño de Website (diseño + codificación en xHTML+CSS, menos de 7 páginas).
• Foro Skinning (sólo en el diseño. Formato psd).
• Blog de diseño (diseño+codificación en wordpress).


Ahora que tenemos una lista de servicios básicos, podremos crear una base de proyectos para cada uno de nuestros proyectos. Para ello podemos ahora incorporar otra fórmula, en la que tengamos en cuenta el salario por hora, el tiempo que tendremos para completar el proyecto y una complejidad variable, que la utilizaremos en función del tipo de proyecto y lo difícil y complejo que sea.

Podemos usar los niveles de complejidad 1-5. Si algo del diseño nos resulta más sencillo, como el diseño del logotipo, podremos asignarle un 1. Cuando algo nos resulte más complejo, incrementaremos el nivel de complejidad hasta 5. Tomaremos la complejidad como un decimal + 1. Por lo que, por ejemplo, el diseño de logotipo será 1+1= 1,1. La fórmula será:

(Salario por hora estimado x Tiempo para terminar) x Nivel de complejidad = Precio base.

Por ejemplo, si vamos a realizar un sitio web con diseño de codificación, tendremos que sumar el diseño web + codificación con una complejidad 3. (35×15 horas) x 1,3= 682,5 Euros. Luego podremos redondear esta cifra, recordando que los precios terminados en 0 y 5 son más recordables por el cliente y se asumen mejor.

3. Precios con requisito adicional.
Pensando en aquellos clientes que nos piden que añadamos algo especial al diseño del sitio, desde una presentación flash a cualquier otra cosa que se nos solicite.
En este caso también podremos hacer una lista de todos los elementos adicionales que podamos añadir, con la finalidad de que posteriormente con una fórmula decidamos cuanto cobrar por ellos. La lista podría estar formada por cosas como:
• Calendario en línea APP.
• Inicio de sesión de usuario del sistema.
• Email formulario de contacto.
• Presentación flash.
• Cesta de compra.
• Páginas adicionales.

Para las exigencias adicionales podemos asignarles a todos ellos un nivel de complejidad 3 y lo aplicamos en la fórmula del paso 2. Para páginas adicionales podemos aplicar unos horarios absolutos por páginas, que en el caso del autor de este artículo son 50 dólares por página cuando el cliente quiere más de siete.

4. Precios para el trabajo subcontratado.
En los tres primeros pasos hemos desarrollado una guía de precios que será adecuada para la mayor parte de nuestro trabajo, sin embargo en muchos casos nos veremos en la obligación de tener que contar con ayuda para el desarrollo de un determinado trabajo.
La fórmula que en este caso nos da Josh es tremendamente sencilla.

(Precio del contratista x 1,10) = Precio venta.

En este caso lo que hacemos es tomar el precio que nos cobra el profesional que vamos a contratar para el desarrollo de ese trabajo que no podemos hacer y añadirle el 10% al mismo.

La verdad es que las fórmulas que nos propone son sencillas útiles y podemos aplicarlas a distintos tipos de trabajos, tanto web como de diseño. También podemos hacer modificaciones sobre la marcha a partir de las fórmulas y dependiendo del presupuesto que queramos hacer.
Por ejemplo Josh, que es muy listo, nos propone que si queremos hacer un trabajo sin fines de lucro podemos tomar el precio normal x 0,5, por lo que les aplicamos un 50% de descuento.